El Instituto Politécnico Nacional (IPN) arrancó las actividades académicas en la modalidad híbrida en un plantel de bachillerato y en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Azcapotzalco, como lo establece el Programa Escalonado Humano de Regreso a Clases (PEHRC).

Durante su mensaje de apertura del esquema híbrido en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 3, “Estanislao Ramírez Ruiz”, y en la ESIME, Unidad Azcapotzalco, el director General del IPN, Arturo Reyes Sandoval, aseguró que este es un paso muy importante para que, conforme las condiciones sanitarias lo permitan, el Politécnico pueda ir reactivando todas y cada una de sus actividades de manera presencial.

Dijo que ambas escuelas se convierten en los primeros planteles en transitar hacia la etapa híbrida, por lo que es una oportunidad para poner en práctica la formación de los politécnicos, que se distingue por el sentido de la responsabilidad social y del bien común.

“Los felicito porque eso habla muy bien de su capacidad y fortaleza como equipo de trabajo y comunidad escolar”, expresó en un comunicado.

Añadió que si bien esta modalidad representa una respuesta a la actual contingencia, también es una tendencia que se apuntala como el futuro de la educación y otras actividades, en un mundo cada vez más interconectado por las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El titular del IPN afirmó que en apego al PEHRC, se ha determinado que la ESIME Azcapotzalco y el CECyT 3 están listos para avanzar hacia el esquema híbrido, sin embargo, invitó a la comunidad politécnica de ambos planteles a seguir con las medidas generales de protección y prevención para hacer de sus escuelas un espacio seguro.

Reyes Sandoval expresó su reconocimiento a los directores del CECyT 3 y ESIME Azcapotzalco, Rubén Jiménez Morales y José Armando Rodríguez Mena, respectivamente, así como a todo el personal docente y administrativo, por poner lo mejor de sí para este retorno de actividades.

“Estar aquí hoy es muestra fehaciente de voluntad, resiliencia y corresponsabilidad”, dijo.

El director sostuvo que se implementó el PEHRC, que considera medidas académicas, administrativas, tecnológicas y de seguridad, y busca orientar la elaboración de los planes específicos que cada dependencia politécnica debió conformar para dar inicio al periodo escolar 2021-2022.

Reyes Sandoval explicó que este instrumento despliega cuatro fases: Preparatoria, Diagnóstica, Planeación e Instrumentación, y de Monitoreo y Evaluación, para un regreso ordenado, escalonado y seguro de las actividades presenciales de la comunidad politécnica. Fue conformado con base en lineamientos institucionales concebidos en 2020 y 2021 y en un marco normativo nacional e internacional.

El objetivo prioritario es garantizar un entorno para el aprendizaje y el desarrollo del quehacer institucional de forma segura y progresiva, centrado en el respeto de los aspectos humanos fundamentales y que apoye las necesidades de la comunidad politécnica, indicó.

Reyes Sandoval aseveró que el PEHRC plantea pasar del esquema en línea, instituido como medida de acción por la contingencia ante la pandemia, a uno híbrido, que permita de forma escalonada y progresiva la transición de las actividades en las instalaciones hasta alcanzar, paulatinamente, el modo presencial en el IPN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *